ALTO ACATAMIENTO A LA SUSPENSIÓN DE LA PEREGRINACIÓN A CABALLO

Tras la disposición del municipio a suspender la Peregrinación a Caballo al Santuario de la Virgen de Luján, se percibió un alto nivel de acatamiento a la misma.

Durante el operativo de seguridad desplegado el fin de semana pasado solo se labraron dos multas y fueron secuestrados dos animales, cuyos dueños no cumplían con la normativa vigente.

“Hoy podemos afirmar que la decisión que tomamos ha sido también comprendida y acatada en una altísima medida por quienes normalmente venían a Luján a caballo, y prueba de ello es que hemos tenido muy pocas intervenciones en los puestos de control. Quiero agradecer expresamente a todos los actores involucrados en el operativo, que han trabajado sin descanso para garantizar el cumplimiento de la medida”, señaló el Intendente Leonardo Boto.

Desde el municipio de Luján agradecieron a la Policía de la Provincia, la Policía Local, la Patrulla Rural, Gendarmería Nacional y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), el Círculo Veterinario de Luján, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), así como a las protectoras de animales y los agentes comunales que trabajaron en los puestos de control dispuestos en distintos puntos del distrito.

Se destacó también la colaboración de los municipios vecinos, sin cuyo compromiso activo los esfuerzos realizados hubieran sido parciales.

“Todos los actores involucrados en la organización de este evento tradicional hemos coincidido en que no podía continuar de la misma manera. Era hora de adaptarse a las nuevas demandas y reconvertir la actividad en una propuesta que celebre la fe y las tradiciones, pero sin perjudicar a peregrinos, animales y vecinos. Hemos tomado esta decisión con la convicción de que expresa el sentir de la comunidad, con la vocación de construir una propuesta superadora y con la responsabilidad de ser garantes de la protección de toda la sociedad”, completó el Intendente.

Cabe recordar que la Peregrinación a Caballo fue suspendida para reorganizar esta expresión de fe, con el objeto de resguardar la seguridad de los peregrinos y de los vecinos y de preservar el estado de salud de los animales.

Deja una respuesta